Crítica: UN RATO CON ÉL

Comedia dramática que se presentó durante dos temporadas en El Nacional.

Los secretos del tiempo

Gregorio y Darío son hermanos, hijos de diferentes madres, distanciados hace años. Cuando el padre de ambos muere, se ven obligados a encontrarse para repartir la herencia. Ese es el puntapié inicial para una serie de verdades que saldrán a la luz en Un Rato con Él, escrita por Julio Chávez y Camila Mansilla.

Adrián Suar y Julio Chávez componen una dupla cómico-dramática increíble, con mucha química y solidez en el escenario. Uno como espectador agradece ver a un grande de la escena argentina como Chávez en un texto co-escrito por él e interpretando a Gregorio (con su particular carácter) con tanto compromiso.

Por su lado, Manuela Pal y Marcelo D’Andrea son los abogados de Darío y Gregorio, respectivamente. Acompañan a los protagonistas muy bien, acelerando el ritmo del guión por momentos y enfatizando la tensión en otros. La aparición de Francisco Lumerman como curador de arte, genera un giro inesperado en la obra, haciendo que la segunda mitad de Un Rato con Él sea dinámica y más entretenida aún.

La dirección es de Daniel Barone, que demuestra una vez más su excelente trabajo en teatro. También vale destacar la escenografía de Jorge Ferrari y la música, a cargo de Mono Morello y Nicolás Posse.

Un Rato con Él finalizó por el momento sus presentaciones en El Nacional de la Calle Corrientes, pero empezará una gira. Quienes quieran pasar un buen momento teatral, saldrán emocionados de la sala con la historia que se cuenta aquí.

Fans del Teatro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *