Crítica: THE ROCKY HORROR SHOW 2017

Segunda temporada de un musical que sigue cosechando fanáticos.

El tiempo vuelve hacia atrás

Desde el ingreso al teatro, la vestimenta de algunos espectadores comienza a introducirnos en el mundo de Frank N. Furter y compañía. Ya dentro de la sala, el clima predispone a vivir una fiesta…y así se siente al finalizar la función.

Con una puesta en escena renovada, The Rocky Horror Show vuelve a demostrar sobre el escenario del Maipo porqué es un musical de culto en el mundo. El perfecto vestuario de Javier Ponzio multiplica el talento del elenco. Lo mismo ocurre con las luces a cargo de Gonzalo González, que con un gran abanico de colores, intensidades y creatividad, realza el trabajo de todo el equipo. Muy destacable la escenografía de Ana Díaz Taibo, que convive orgánicamente con los rubros mencionados anteriormente. Es imposible no detenerse en el perfecto maquillaje que realiza Santiago Castro sobre todos y cada uno de los integrantes del elenco.

En cuanto a lo artístico, Roberto Peloni (Frank) expone una vez más todo su talento, dando cátedra y mostrando porqué es uno de los máximos referentes del musical argentino en la actualidad. Su versatilidad para representar diferentes roles no deja de sorprender.

Durante las dos primeras funciones de esta nueva temporada, el rol de Magenta estuvo a cargo de Ana Victoria De Vincentiis, deslumbrando con su voz de principio a fin. Ayer fue su última presentación, ya que a partir de la semana que viene será Florencia Benitez quien interprete a la excéntrica criada.

Walter Bruno (Brad) y Sofía Rangone (Janet) conforman a la pareja que ingresa al castillo en busca de auxilio. Con sólidas interpretaciones, los cambios por los que atraviesan los personajes generan una empatía instantánea con el espectador. En el personaje de Columbia (Micaela Pierani Méndez) acompaña muy bien el avance de la historia, destacándose con pasos de tap en uno de los números musicales.

Párrafo aparte para Federico Coates, que potenciado desde el nuevo vestuario, brilla aún más que la temporada anterior en la piel de Riff Raff.

El elenco lo completan: Ignacio Perez Cortés (Rocky), Maia Contreras (Dr. Scott/Eddie), Luli Muiño, Julia Tozzi, Mercedes Vivanco, Federico Fedele, Mariano Condulucci y Lucas Gentili.

Banda: Mariano Cantarini (guitarra y dirección musical), Tomás Horenstein (piano), Martín Lozano (bajo), Jorge Giorno (batería) y Agustín Konsol (teclado).

Uno de los factores importantes a destacar sobre el musical es la incorporación de narradores (criminólogos) diferentes en cada función. El día del reestreno fue Moria Casán, causando furor en redes sociales por su presencia en el Maipo. Ayer, tuvimos la suerte de disfrutar sobre el escenario de los talentosos Florencia Otero y Germán Tripel en ese rol compartido. Cada invitado aporta su cuota de humor, gracia y glamour a un show completo y sin fisuras, que hace vibrar al público con la “guía de participación”.

La dirección general de Andie Say es el condimento final para un musical que a base de inversión, cambios en la puesta, una banda brillante y un elenco que supera todas las expectativas, hacen que cada función de The Rocky Horror Show sea para disfrutar y salir del teatro bailando y cantando.

Fans del Teatro

Los comentarios están cerrados.