Crítica: SIN FILTRO

Nueva comedia en el Paseo La Plaza

La amistad y sus apariencias

Una pareja consolidada y aparentemente sin secretos, se encuentra en una cena no deseada con un amigo de toda la vida (recientemente separado de su mujer) y su nueva conquista: una joven actriz. Lo que parece ser un encuentro cordial, terminará revelando secretos y verdades sobre la amistad que vivieron tantos años.

Tal como lo dice su título, Sin Filtro cuestiona si lo que decimos y lo que pensamos es lo mismo o creamos “mentiras piadosas” para aparentar nuestro parecer. Y eso es exactamente lo que sucede en escena. Con un guión dinámico y líneas realmente sorprendentes, la dirección de Marcos Carnevale es el toque final para pasar un buen momento teatral.

Carola Reyna y Gabriel “el puma” Goity componen una pareja exquisita, con textos y gestos desopilantes. El desempeño de ambos por el escenario es orgánico y el público diferencia perfecto qué dice y piensa cada uno (no vamos a contar cómo, pero la magia del teatro hace posible descifrarlo).

Por otro lado, Carlos Santamaría y Muni Seligmann son la pareja reciente que llegan invitados a pasar un buen momento. Para ella las cosas no serán fáciles, debe conquistar a los amigos de la ex-mujer de su actual novio. Con acciones que funcionan perfecto como disparador para que la historia avance, Sin Filtro tiene mayor ritmo aún a partir del ingreso de estos dos personajes a la escena.

La amistad se pone en jaque en una noche que parecía divertida pero que puede terminar de una manera inesperada.

Fans del Teatro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *