Crítica: SERENDIPIA

Nuevo unipersonal de Radagast en el Metropolitan Sura.

Renovarse para crecer

Una serendipia es un descubrimiento o un hallazgo afortunado, valioso e inesperado que se produce de manera accidental o casual. Y eso es lo que transmite a lo largo de su nuevo unipersonal el comediante Agustín Aristarán, más conocido en las redes sociales como Radagast.

Con participaciones en televisión, cine y con el reciente lanzamiento de su albúm musical en Spotify, Radagast bate récords: tiene más de un millón de seguidores en Instagram y todas las funciones tienen entradas agotadas. Con Serendipia, el público conoce un poco más sobre su historia, mientras se divierte y emociona.

Quienes hayan visto el show anterior del comediante, deben ir al Metropolitan Sura para disfrutar de una propuesta completamente nueva, que incluye banda en vivo, escenografía funcional y dinámica -con diseño de Magalí Acha- y una puesta de luces destacada, a cargo de Ariel Ponce.

La participación de los músicos es acertada, con Charly Palermo en bajo, Juanjo Gaspari en Guitarra y Pablo Vignati en batería. Además del humor y la magia, Radagast canta distintas canciones que son complementarias a los relatos. Los temas musicales fluyen de manera orgánica con los monólogos.

Con Pablo Fábregas en la dirección, Serendipia presenta una nueva manera de contar las historias, generando empatía y manteniendo un buen ritmo durante todo el espectáculo. Quienes lo siguen en las redes sociales, verán en vivo a los personajes más conocidos. Y para los que buscan pasar un buen momento teatral, sin dudas, es una excelente alternativa en la trasnoche de los fines de semana.

Fans del Teatro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *