Crítica: LA MADRE QUE LOS PARIÓ

Los amigos ante todo… ¿o hay excepciones? 

La amistad en jaque

En el Teatro El Cubo y con la sala casi llena, finalizó la primera temporada de La madre que los parió, la comedia de los creadores de Chicos Católicos, que protagonizan Federico Barón, Juan Guilera, Lucas Merayo, Juan Paya, Agustín Sierra y Dennis Smith, bajo la dirección de Héctor Díaz.

Dennis invita a su casa a sus cinco amigos sin decirles por qué, y el suspenso se mantiene hasta que, mediante flashbacks actuados de manera bizarra y cómica, se devela el gran misterio que los une esa noche. Es destacable la versatilidad con la cual los protagonistas cambian de personaje en tan sólo segundos, para ponerse en la piel de los integrantes de la misteriosa fiesta que tuvo lugar la noche anterior. Situaciones confusas pondrán a prueba los valores de cada uno de estos seis amigos, para comprobar si el vínculo que los une puede más que cualquier altercado.

Otro aspecto a resaltar es el intento de quebrar la denominada ‘cuarta pared’, impulsado principalmente por el personaje que encarna Dennis Smith. Esto se ve en los numerosos intentos en los cuales solicita que se suba o baje la música, e incluso cuando al comienzo y final de la obra establece una ‘charla’ con el público presente.

Esta obra con tintes detectivescos volverá a la cartelera teatral en el mes de marzo, para continuar dándole vida a este grupo de amigos tan particular.

Fans Del Teatro

Los comentarios están cerrados.