Crítica: ENTRETELONES

Nueva comedia con gran elenco en el Teatro Liceo.

Detrás de escena

Los reconocidos y numerosos artistas que interpretan la comedia Entretelones (Noises off), aseguran desde la marquesina y la puesta en escena una buena temporada.

Con una historia interesante que podría dividirse en dos actos (ensayo y estreno de una comedia), desde el primer conflicto planteado en escena, se evidencia una parodia hacia lo que sucede realmente en los elencos: amor, peleas, ensayos frustrados, un director que pierde la paciencia, quién vive pendiente del celular y las redes sociales, o quien espera su oportunidad para debutar sobre el escenario sin importar en qué contexto, entre otras situaciones. Bajo la idea de “dos obras en una”, el texto resulta dinámico por momentos y reiterativo por otros. Aún así, el público festeja con risas y aplausos varios gags y acciones de los personajes.

Fabián Gianola (en el rol del autoritario director de teatro, Mauricio) compone buenos momentos cómicos desde el pasillo de la platea, siendo casi uno más del público presente en la hermosa e histórica sala del Teatro Liceo. Con secretos de su vida amorosa que van descubriéndose con el tiempo, es quien lleva adelante la narración de la obra.

Georgina Barbarossa y Darío Lopilato componen una dupla interesante, con diálogos muy acertados y exponiendo cómo influyen las emociones y situaciones personales en la función de estreno. Omar Calicchio y Ana Acosta interpretan de manera destacada personajes muy particulares: el actor que racionaliza todas las acciones y la chismosa.

Quien sin dudas hace un excelente trabajo en la piel de un adicto al alcohol, es Chichilo Viale. Aporta grandes momentos en escena, siendo responsable de algunos de los conflictos que suceden en el elenco, gracias a su ausencia permanente. Facundo Gambandé, con un personaje tímido pero decidido a reemplazar a cualquier actor que sea necesario, compite directamente con Carlos (Viale).

Los personajes de Barbie y Pupi tienen algo en común que descubrirán sobre la mitad del espectáculo. Sabrina Artaza interpreta a una actriz distraída y concentrada en su celular constantemente. En la piel de Barbie, es la cuota seductora de Entretelones, teniendo bocadillos excelentes.

Por otro lado, Vanesa Butera (asistente de producción de Fabián Gianola) está bien en su rol. Con más protagonismo en la segunda parte de la obra, genera risas sobre aspectos cotidianos que se viven en un teatro. Personificando a una mujer que debe “resolver todo”, su personalidad sincera, sin filtro e impulsiva la lleva a realizar acciones inesperadas para los demás personajes.

La realización y puesta en escena de la obra son excelentes, con una escenografía móvil brillante a cargo de Daniel Feijoo. La puesta de luces es para destacar, evidenciando de manera muy clara los distintos momentos que atraviesa la obra.

La primera mitad de Entretelones es entretenida, pero resulta reiterativa al escuchar “desde el backstage” lo mismo que se vio anteriormente, a pesar de estar tras bambalinas de la comedia que estrena este grupo de actores. Sobre el final retoma el dinamismo, para finalizar de una manera muy acertada.

Con dirección de Manuel González GilEntretelones se suma a la cartelera porteña desde el mítico Teatro Liceo. Cuenta con un elenco estelar y de gran trayectoria donde cada uno aporta, desde su personaje, buenos momentos y pasos de comedia.

Fans del Teatro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *