Crítica: EL GRAN FINAL

Musical tributo al coreógrafo Bob Fosse.

Una fiesta insuperable

El multifacético artista norteamericano Bob Fosse, creador de un estilo propio en la danza, y coreógrafo de clásicos del musical como Chicago o Cabaret, dejó paga una fiesta para “celebrar” su fallecimiento. Ese es el punto de partida de El Gran Finalun musical distinto, con una propuesta innovadora (sin diálogos) y que cuenta con un elenco de grandes artistas.

Con puesta en escena, idea y coreografías originales de Gustavo Wons, en el transcurso de la obra, una serie de flashbacks abrirán en Bob (Wons y Mariano Magnífico) una mirada tierna y melancólica sobre su vida, en donde sus comienzos artísticos, su esposa, sus amantes y los excesos, se entremezclaran con su arte y su talento.

El ritmo del espectáculo es perfecto, llevando por distintos climas al espectador, que mueve los pies en la butaca al compás del jazz. Las exquisitas coreografías son interpretadas por Marcelo Amante, Santiago Almaraz, Victoria Barnfather, Yasmin Corti, Nicolás Chávez, Cecilia Estévez, Ariel Juín, Carla Lanzi, Carla Noval, Rodolfo Santamarina, Nicolás Tadioli, Nicolas Villalba y Florencia Viterbo. Por su parte, las madamas y amantes, son las excelentes intérpretes Eugenia Gil Rodriguez, Verónica Torres y Sofia Val.

Con una escenografía sencilla y varios cambios de vestuario, El Gran Final es una pieza teatral imperdible para los amantes del musical. Con varias temporadas en calle Corrientes, regresó en abril al Teatro Lola Membrives para deslumbrar con todo el glamour del jazz.

Fans del teatro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *