Crítica: THE ROCKY HORROR SHOW

Se presenta en Buenos Aires uno de los musicales que mayor furor genera en el mundo.

El reino de lo bizarro

La excentricidad es la reina de la mansión que habita Frank N. Furter y sus particulares amigos en The Rocky Horror Show. El Teatro Maipo se transforma en testigo viviente de lo que serán dos horas de pura música y espectáculo, con Roberto Peloni a la cabeza en el papel de un Frank que impresiona por su parecido al personaje de la película original.

The Rocky Horror Show demuestra ser una apuesta teatral de interés tanto para los fieles fanáticos como para aficionados al teatro, con apariciones destacables como la de Micaela Pierani Méndez en el rol de Columbia (con cuadro de tap incluido), Melania Lenoir como una histriónica Magenta y Walter Bruno y Sofía Rangone como la pareja protagónica. El elenco lo completan Federico Coates, interpretando a Riff Raff, Ignacio Pérez Cortés como Rocky, y Maia Contreras con su doble papel de Dr. Scott y Eddy.

No está de más destacar también la importancia de un ensamble bien conformado que funciona como parte de la columna vertebral de la obra, y está integrado por Luli Muiño, Lucas Gentili, Facundo Magrané, Mariano Condoluci, Ana De Vicentis y Julia Tozzi.

Los criminólogos rotativos de función en función merecen un párrafo aparte: desde Marcos Mundstock, pasando por Aníbal Pachano, Nicolás Scarpino, Diego Ramos, Miguel Ángel Rodríguez, Matias Mayer y Peter Lanzani, Marley, Omar Calicchio  y Laura Oliva, Mariano Chiesa y Natalia Cociuffo, Georgina Barbarossa,  Victor Laplace y Ricky Pashkus (que estará en la función de este jueves), cada uno con su esencia particular dejó su huella en el escenario. Este factor también resultó un incentivo para que el espectador asista más de una vez a la obra.

Con canciones pegadizas que mueven al público de sus butacas -literalmente-, The Rocky Horror Show apuesta además a una interactividad entre el espectador y la obra, promoviendo un feedback que combina muy bien con el estilo del musical y aporta un dinamismo notable.

Así, y al ritmo del Time Warp, al salir de la obra uno querrá volver el tiempo hacia atrás, para vivir nuevamente la experiencia de The Rocky Horror Show.

Queda una sola oportunidad para disfrutar de esta propuesta, la última función será este jueves a las 21:30hs.

Fans Del Teatro

No se admiten más comentarios