Crítica: ROCK OF AGES

El musical con las mejores canciones de los años 80′, ahora en Buenos Aires.

Los sueños del rock

El Maipo se tiñe de rock n’ roll para recibir a Rock of Ages, musical exitoso en Broadway, que fue película y que ahora llegó a Buenos Aires con un gran elenco y producción. Con la dirección general de Pablo Drutman, todas las áreas se lucen sobre el mítico escenario del teatro ubicado en la calle Esmeralda.

Desde el comienzo del espectáculo, la potencia de Lonny anticipa lo que será un viaje por los años ’80 con mucha euforia. El personaje es interpretado por Matias Mayer, pero ayer fue Marcos Rauch quien se puso en la piel de manera extraordinaria del narrador y uno de los dueños del Bourbon Room, un legendario club de Los Ángeles donde aún vive el sentimiento puro del rock. En una dupla muy cómica, Cae sorprende en el rol de Dennis Dupree, dueño del Bourbon y quién debe sacarlo adelante para evitar que sea demolido.

Los roles femeninos principales están compuestos por Micaela Racana, quien brilla en el rol de Sherrie, una joven soñadora que llega a Los Ángeles desde un pueblo pequeño, buscando triunfar como actriz. Quién será fundamental en la historia personal y amorosa de ella es Justice, personificada por la siempre ovacionada e inigualable Melania Lenoir.

La historia de amor de Sherrie será con Drew, un chico que sueña con ser estrella de rock y trabaja en el Bourbon Room. Federico Coates una vez más demuestra todo su potencial y talento en un personaje “a medida”. Sus canciones solistas generan grandes momentos. Como Stace Jaxx, la estrella de rock que aparecerá para salvar al club de su desaparición y para separar a Drew y Sherrie, es interpretado por Mariano Zito. Con una voz excelente, durante sus cuadros musicales el público se traslada a un recital.

Si hablamos de las reacciones del público, el personaje de Franz (ayer interpretado por Pedro Ochoa) arranca aplausos a la platea en cada texto. Entre el hijo sumiso y el hombre soñador, sorprende en varias ocasiones. Hertz, el padre alemán de Franz, es interpretado por Hernán Kuttel. Él es quien busca comprar el Bourbon Room para terminar con el rock and roll en Los Ángeles para construir un centro comercial. Regina (Lucía Mundstock) es una luchadora por las injusticias y por mantener vivo el rock, es quien intenta que Franz comprenda la importancia de luchar por los objetivos y sueños a realizar.

El elenco lo completan: Pilar Muerza, Federico Yernazian, Alejo Salinas, Mery Armellín, Tali Lubi y Sacha Bercovich. La excepcional banda en vivo está compuesta por Mariano Cantarini, Martín Lozano, Jorge Giorno, Urkel y Tomás Horenstein.

La dirección de arte de Tato Fernández es sublime, complementándose con el trabajo de Gaspar Potocnik en el diseño de luces, Sebastián Mazzoni en la dirección vocal, las coreografías de Matías Napp, el vestuario de Alejandra Robotti y la realización escenográfica de Gustavo Ruiz.

Las canciones en su idioma original (éxitos de los ’80 como “I can´t fight this feeling”, “Anyway you want it”, “Here I go again” o “I wanna rock” son algunos de los que hacen vibrar a una sala llena) tienen varios gags o líneas dedicadas a lo largo del espectáculo. Pero con varios guiños (frases populares) o la referencia al pasado artístico de cada uno de los intérpretes, el guión original de Rock of Ages se aleja para acercarlo a la cultura argentina.

Una vez más, queda demostrado que el género musical en Argentina está cada vez más instalado. Los productores apuestan fuerte y lo que se ve en escena es de una calidad asombrosa, algo que el público agradece y festeja.

Fans del Teatro

 

Un comentario:

  1. mario daniel obelar

    Impresionante, la actuación de el hijo alemán, la verdad que le da a la obra, la frescura, el humor y la calidad que la puesta merece , el resto del elenco acompaña, y está a la altura, sentí , problemas de afinación en varios pasajes, fundamentalmente en Micaela Racana ,quien actoralmente mejoro un monton.muy buen espectáculo.La banda sonora en vivo un gran acierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *