Crítica: NADIE ME DIJO

Interesante drama adolescente con entradas a la gorra.

Código adolescente

Los sábados a la tarde la sala de Espacio Sísmico se llena. Las 18hs es un horario poco habitual para ver tantos espectadores reunidos en un teatro para disfrutar de una obra tan emotiva como lo es Nadie Me Dijo… El hecho de que la entrada sea a la gorra no es menor, es una apuesta por la cultura y el circuito independiente.

El texto de Julián Bertero es muy sentido, narra conflictos adolescentes de una manera asombrosa. Además, cuenta con un elenco seleccionado de manera minuciosa y perfecto para cada rol. La discriminación, la amistad, los conflictos familiares, la depresión y el abandono son algunos de las temáticas que abordan los personajes. Con toques de comedia muy inteligentes, el espectador transita distintos estados en la hora y media de duración.

Matías Vega, Inés Chaher, Felicitas Dubra, Marco Precedo y Gonzalo García son los jóvenes actores encargados de contar esta historia emocionante, que conmueve hasta las lágrimas al público. Acompañados por una puesta en escena inteligente en cuanto a escenografía e iluminación, sus interpretaciones se destacan aún más.

Nadie me dijo… es una muy buena opción teatral para los sábados a la tarde, en un espacio interesante y con la posibilidad de pagar lo que cada uno pueda o desee como entrada. Sin dudas, vale la pena ir a disfrutar de este drama con mucho talento en escena.

Fans del Teatro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *