Crítica: FRÁGIL

Nuevo unipersonal de Sebastián Wainraich.

Un viaje al interior

Decir que Sebastián Wainraich es uno de los comediantes más reconocidos del país, no es novedad. Una vez más, se sube al escenario del Teatro Maipo en Frágil, su nuevo unipersonal, donde combina el humor con reflexiones, personajes y confesiones.

Con una propuesta audiovisual interesante, y la idea de esperar el tren que parte “al interior de uno mismo”, Sebastián Wainraich ingresa al escenario con una valija y desde allí comienza un “viaje” para el espectador. Personajes muy interesantes conviven en una puesta en escena inteligente. El comediante está durante más de una hora y media hablando, interactuando y demostrando también su faceta actoral.

El público atraviesa por momentos de risa, ternura y silencio. Los matices que se logran con los personajes y el contenido de los monólogos que cada uno hace, son perfectos. La dirección de Florencia D’Agostino es excelente y el área técnica se complementa con lo artístico de manera perfecta. Los detalles del vestuario son para destacar.

Con temas como la religión, el fútbol, el amor, el paso del tiempo, la vida y la muerte, Sebastián Wainraich brilla de jueves a sábados en el Teatro Maipo.

Fans del Teatro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *