Crítica: EJERCICIOS FANTÁSTICOS DEL YO

Un día en la vida de Fernando Pessoa.

La identidad como poema

El mítico Teatro Coliseo traslada al espectador a 1914, más precisamente al día en que comenzó la Primera Guerra Mundial. Pero para Fernando Pessoa, es un día clave a nivel personal: quiere pedirle matrimonio a su amada, debe escribir un slogan para una marca de gaseosas y además, un poema para participar de un concurso literario que lo llevará a la fama.

Gael García Bernal regresa al escenario porteño para representar a este poeta del siglo XX. Acompañado por un gran elenco y una técnica infalible, Ejercicios Fantásticos del Yo es un viaje en el tiempo al proceso de escritura de uno de los poemas más importantes del siglo XXI. La particularidad de este personaje? Su identidad no es única, sino que, como una fantasía, se despliegan diferentes facetas.

Con dirección de Nelson Valente, el elenco es estelar y está muy bien dirigido. Qué decir de Rita Cortese, que tiene líneas de texto excelentes en sus apariciones, o de Fernán Mirás, que aporta la cuota humorística de la obra. Por otro lado, Vanesa González es la amada perfecta para Gael García Bernal, mientras que Martín Slipak sorprende con su interpretación. Acompañan muy bien Javier Lorenzo, Fernando Sayago y Nacho Pérez Cortés.

La técnica merece una mención aparte: con una inteligencia admirable, Ejercicios Fantásticos del Yo propone una puesta (a cargo de Sabrina Berman) innovadora desde lo tecnológico, donde la escenografía física es poca y tiene fuerte apoyo en pantallas y proyecciones audiovisuales. Con una optimización asombrosa del escenario, las transiciones de un lugar al otro o los cambios de escena son armónicos y potencian la narrativa de la obra.

Ejercicios Fantásticos del Yo narra distintas desgracias de Fernando Pessoa en un día, mientras lucha por alcanzar el Gran Premio de la Reina Victoria de Poesía.

Fans del Teatro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *