Crítica: CASI NORMALES

Séptima temporada para un musical conmovedor que regresa a Calle Corrientes.

Está todo bien

Con el estreno de la séptima temporada de Casi Normales, ya se puede decir que es un musical de culto en Argentina. Tatuajes alusivos a las canciones o fans que vieron más de 100 veces el espectáculo son solo algunas de las cosas que podemos mencionar para demostrar lo que generó la versión argentina del musical de Broadway, Next To Normal.

El reestreno llegó con cambios en el elenco: Fernando Dente es Gabriel, mientras que el personaje de Henry (que interpretó durante seis temporadas) es ahora compuesto por Franco Masini, quien debuta en Casi Normales de manera correcta. Acompañado por Manuela del Campo y su Natalie, la pareja tiene buenos momentos en escena.

Quienes vimos el musical en ocasiones anteriores, teníamos muy presente a Matias Mayer en su brillante Gabriel. Era un desafío para Fernando Dente lograr despegarse de esa imagen y de lo que él mismo realizó durante tantos años como el novio de Natalie, pero demuestra una vez más su compromiso y versatilidad artística, emocionando y maravillando al público que asiste al Teatro Astral.

Mariano Chiesa vuelve a brillar como Dr. Fine y Dr. Madden. Hecho a su medida, uno no imagina a otro artista en el rol. Para quien parece no haber pasado el tiempo es Laura Conforte, quien con su Diana Goodman emociona hasta las lágrimas una vez más. Es tan perfecta su interpretación, que es como si nunca hubiera dejado de personificarla. A su lado, Martín Ruiz regresa como Dan, un marido que repite una y otra vez “está todo bien”, aún en las peores circunstancias. Los momentos de ellos dos se agradecen.

Casi Normales funciona como un reloj, se nota el recorrido que tiene el elenco con la historia y la entrega que demuestran es admirable. La dirección de Luis Romero es perfecta, acompañado por una escenografía (Marcelo Valente) e iluminación (Gonzalo González) con pequeñas modificaciones que aportan a la excelencia de la nueva puesta.

Como lo fue durante las seis temporadas anteriores, Casi Normales conmueve, hace reflexionar y se convierte en una pieza teatral obligatoria para quienes sean seguidores del buen teatro y de los musicales. Y para quienes no, esta es la ocasión y la historia perfecta para darle una oportunidad al género, que cada vez se consolida más en Argentina con producciones de nivel internacional.

Fans del Teatro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *